Es una discoteca gay, cuando llegas a la acera de la calle en la que está ubicada la discoteca C.C. Blooms, te das cuenta de que algo raro pasa, la gente viste raro (más raro de lo que es costumbre en Edimburgo), te miran raro, he de decir que se sentí deseado por muchos hombres, ahora se como se sienten las mujeres, volviendo al tema, es una discoteca en la que ligarás en ambos bandos, seas mujer o hombre, el ambiente está muy caliente en todos los sentidos, destaco el tremendo calor que hay dentro, recomiendo ir lijero de ropa, ya que el ropero cuesta un puound por prenda o percha a parte de que sudarás como un cerdo.

La seguridad es algo que no deja de sorprenderme en las discotecas en Edimburgo, hay mucha y bien organizada, aunque en esta no te registran, yo y mis amigos entramos con la mochila justo despues de trabajar y sin problemas. Las bebidas estan en la media de esa zona, un poco más caras de lo normal

La música, francamente es la mejor música tecno que he escuchado en Edimburgo muy bailable y “pastillera”, tienen buenos Dj’s, y en cada planta de la discoteca, toca uno diferente. Recomiendo ir, por lo menos para ver cosas diferentes.

Opina en el foro.