Brighton no es un sitio muy grande la verdad. Es una ciudad que cuenta con 150.000 habitantes. Que aún siendo tan turístico como es, no se ve muy masificado durante la semana. (los fines de semana son otra historia). Puede ser que te toque vivir alejado de lo que sería el centro de la ciudad, que en este caso está más cerca de la orilla de la playa. Con los bares, restaurantes, pubs, discotecas, zonas de compra, la estación de trenes, etc… Estarás pensando: “pues me cojo el bus, que serán no más de 20 minutos y llego a disfrutar de mi ocio o de mi trabajo” (porque seguramente trabajes por esa zona).

El problema llega a la hora de pagar el bus. Un viaje sencillo cuesta 1.70£, un “all day ticket” creo que 3.20£, te puedes subir y bajar del bus todas las veces que quieras en el día. No son precios para nada populares, y más si nos vamos a los abonos. El semanal no se cuanto cuesta,creo, unas 15£, el mensual la friolera de 50£ y si estás estudiando, te puedes hacer un abono de estudiante por 3 meses al módico precio de 100£ al presentar tu carnet de estudiante. La verdad que son unos precios bastantes subiditos a mi parecer, por eso para las fechas en las que estamos, que suele llover bastante poco y hacer buen tiempo siempre puedes intentar comprar una bici.

Ahora pensareis: Bueno, una bicicleta no es que me salga tan rentable o, aun baratas suelen costar más de 100€ en “las espanias”. Pero amigas y amigos, en Inglaterra existe un mercado de segunda mano que ya nos gustaría tener por allí. No me extiendo más, os doy las claves que yo seguí a la hora de buscar una bicicleta de segunda mano por menos de 50£:

Lo primero que hice fue preguntar a la gente de la escuela de idiomas donde estoy, ya que no tenía ni idea. Ellos me recomendaron un periódico gratuito que sale los viernes, que es de compra-venta. Ahí puedes encontrar casi de todo. El periódico se llama Friday-AD y, como no, tiene su página web para hacerte más fácil la búsqueda. Lo puedes encontrar en la puerta de casi todos las tiendas que venden periodicos y “chuches”.

Ahi entramos en la eterna discusión de comprar de segunda mano, a un desconocido, y con la desconfianza de siempre.

Otras opciones son:

  • Acercarte al “Open Market“, donde puedes encontrar la bicicleta que buscas (hay estilo mountain Bike y de las de paseo, o europeas). Al margen de muchas otras cosas. Mapa

Por cierto, a tener en cuenta:

  • Los frenos, como todo en este país, están colocados al revés. La rueda trasera se frena con la mano izquierda y viceversa. Peeeero, los cambios no, esos van igual. Así que cuidado si cogeis la bicicleta con mucha emoción, no os lleveis un susto.

Comprate un candado. Los tienes desde 1£ hasta lo que te quieras dejar, Ahora solo te queda disfrutar y a hacer ejercicio😉

¡Se me olvidaba! Y siempre puedes vender la bicicleta al final de tu estancia recuperando parte del dinero invertido